Miren! Estamos haciendo algo nuevo

September 11, 2013

El Padre Alberto Cutié, párroco, autor de best sellers, locutor de radio, columnista y conocido a nivel internacional por sus programas en la television, rechaza el 90 por ciento de las invitaciones para charlas. Sin embargo, el Padre. Alberto aceptó ser el orador principal en la convención diocesana de la Diócesis de Chicago para este año, porque según su opinión, la Diócesis de Chicago está haciendo algo nuevo. "Cuando me preguntaron, me sentí muy honrado y privilegiado," dijo desde su oficina en la Iglesia de la Resurrección en Biscayne Park, Florida, donde se desempeña como rector.

"La reunificación que ha tenido lugar entre la Diócesis de Chicago y la Diócesis de Quincy genera un caudal de buena energía. También tengo interés en la Diócesis de Chicago, por la forma en que se incluye a las personas de todas las razas. Se plantean las cuestiones del racismo, y sobre quienes somos como iglesia. ¿Somos una iglesia blanca , una iglesia privilegiada o somos una iglesia para todos?"

El P. Alberto Cutié nació en Puerto Rico de padres cubanos. ("Yo fui concebido en España , nacido en Puerto Rico y criado en los Estados Unidos, pero me considero un cubano - estadounidense", dice con una sonrisa ). El año pasado fue reconocido por The Huffington Post como uno de los siete líderes religiosos latino-americanos que están dando forma más amplia al paisaje religioso, espiritual y político en los Estados Unidos.

Internacionalmente conocido como Padre Alberto, Cutié se siente cómodo ante las preguntas provocadoras . Además de escribir una columna de consejos en varios periódicos , ha organizado una serie de programas en español con entrevistas de televisión que han alcanzado un estimado de 24 millones en hogares en 22 países. Es autor de dos libros: Vida real, Amor real, que se convirtió en un éxito de ventas en español, y según el New York Times su bestseller Dilema: la lucha de un sacerdote entre su fe y el amor.

Cutié fue ordenado sacerdote de la Iglesia Católica Romana en la Arquidiócesis de Miami en 1995 , fue recibido como miembro de la Iglesia Episcopal en 2009 y fue recibido como sacerdote episcopal en 2010 por el obispo Leo Frade en la Diócesis del Sureste de la Florida. Ha asistido a las dos últimas Convenciones Generales, y en el 2012 , la obispa primada invitó Cutié a predicar en la liturgia bilingüe celebrada durante la Convención General. Él y su esposa, Ruhama, tienen tres hijos.

Parte de sus sermones de apertura en las convenciones explora cómo la Iglesia Episcopal puede llegar a ser más acogedora para todos.

"Quiero hablar los que están afuera y a los que viven en Estados Unidos; lo que la Iglesia Episcopal les está diciendo. Se trata de unir a las personas. Es una reflexión sobre cómo la iglesia puede crecer y cómo crear diversidad en cada diócesis - blancos, afro-americanos, latinos, asiáticos - en unidad. ¿Cómo puede la iglesia hablar con esa realidad diversa? No estoy seguro de que nuestra liturgia, nuestros programas parroquiales, siempre hablan con eficacia a los que nos rodea."

Entre 2500 y 3000 miembros asisten a las congregaciones latinas de la Diócesis de Chicago, y los números están creciendo.

"No es ningún secreto que más personas latinas prefieren Univisión que a las grandes cadenas en inglés," dijo Cutié a la creciente población latina en los Estados Unidos. "¿Estamos realmente haciendo la transición de ser una iglesia que está respondiendo a esta explosión demográfica?"

"He encontrado que el clero a menudo tiene miedo debido a problemas de lenguaje y es tal vez miedo a no entender la cultura. Pero creo que es una iglesia acogedora y que menudo esto es más importante que nuestra capacidad de hablar el idioma.

"Te voy a decir algo muy simple. Mira nuestros rótulos, que dicen 'Todos son bienvenidos.' Si nos fijamos en la última convención general y lo que la iglesia está tratando de hacer, ya no decimos que somos una iglesia nacional - somos una iglesia internacional - nos referimos a la Iglesia Episcopal como " toda la iglesia." Estamos en 17 países. Nos damos cuenta de que somos una iglesia más amplia de lo que hemos sido en el pasado. Creo que uno de los problemas es que en nuestra iglesia se habla mucho acerca de la diversidad, pero debemos dejar de lado algunas de las particularidades de esa diversidad. Tal vez, además de decir " Todos son bienvenidos, " nuestros rótulos deben decir: 'Son Bienvenidos Todos. " Con este mercado Latino explosivo, ¿cuántas iglesias ofrecen una actividad regular en español, o un servicio regular de español?

Cutié pone de ejemplo su propia parroquia donde se está tratando de construir puentes entre las diferentes culturas.

"Mi congregación es una buena expresión de lo que es el sureste de Florida. Tenemos afro-americanos, antillanos , tenemos blancos, tenemos latinos. Todos juntos en un solo lugar. Tenemos dos servicios: uno en Inglés y otro en español, pero una sola congregación. Tenemos una hora para compartir entre los dos servicios. Lo que he encontrado es que para la gente como yo, latinos de segunda generación, acudimos al servicio que va de acuerdo a nuestro horario. Eso es una realidad creciente en todo el país. Las personas pueden sentirse igual de cómodo en ambos idiomas. La gente dirá que eligen el idioma en el que aprendieron a orar , que para mí es el español. "

Cutié dijo que la Iglesia Episcopal está haciendo progresos en el área de la diversidad, pero aún queda mucho por hacer.

"Creo que la iglesia está haciendo progresos importantes. Me inscribí en un programa de Doctorado en Ministerio en Sewanee ( La Escuela de Teología de la Universidad del Sur en Sewanee, Tennessee), donde soy uno de los dos hispanos entre los 67 estudiantes. Cuando estoy con mis colegas, escucho de ellos: " Queremos servir en una congregación latina. ¿Qué hacemos ? "

Así que hay un deseo. Pero Cutié dijo que dentro de la jerarquía de la iglesia , hay pocos ejemplos de liderazgo latino.

"Leo Frade es el único obispo latino que es obispo diocesano en la Iglesia Episcopal. En lugares como Los Ángeles, Nueva York, Chicago, Texas, es un desafío. Cuando no tenemos ese tipo de liderazgo, que está diciendo a la gente, que la iglesia no es tan diversa como el Cuerpo de Cristo. Todas las grandes empresas tienen agentes que muestran diversidad en todos los niveles, para que todo el mundo esté representado.

"Creo que la iglesia tiene que tomar una mirada seria a sí mismo en relación con la nación y el mundo. Tal vez las instituciones religiosas, en general, se pasan demasiado tiempo mirando el ombligo.

Tal vez no hemos prestado atención al por qué las personas se sienten atraídas a venir a la iglesia diciendo: "Este es un lugar para mí. Este es un lugar donde puedo crecer espiritualmente . Este es un lugar que me habla. "
En parte, puede ser que la percepción sobre la Iglesia Episcopal de muchas personas se ha quedado atascada en el pasado.

"Yo diría que mucha gente todavía nos mira como una iglesia con una carga pesada, la iglesia de sus abuelos," dijo Cutié. "No creo que la gente vea los increíbles programas y dinámicas que tenemos en marcha, las cosas que estamos haciendo en la misión, las cosas innovadoras que estamos haciendo con los medios de comunicación.

"En mi presentación me voy a poner mi sombrero de experto en los medios de comunicación y hablar de cosas muy prácticas que las iglesias pueden hacer para llegar a la gente que les rodea. Voy a tratar de darles las herramientas que conozco en ese trabajo para llegar a poblaciones específicas. Y también me voy a poner mi sombrero de episcopal y decir: 'Este es nuestro trabajo, ésta es la clave para la difusión de las Buenas Nuevas y el futuro de nuestra Iglesia."

"Estoy muy emocionado de ir alla y compartir lo que pueda motivar a los lideres laicos y al clero de la Diócesis de Chicago. "

Category: Diocesan News
secret